Puerta sur del gigante, Bedoin se extiende sobre 6300 hectáreas de bosque sobre el Ventoux, lo cual hace de este pueblo una de las comunas más grandes de Francia. Este es también el lado más difícil. A partir de Saint-Estève, no hay ninguna posibilidad de respiro, esto, solo durante 200 m antes del Chalet Reynard.

En una tonalidad de verdes, Malaucène, residencia de verano de los papas de Aviñón, es su iglesia, sus capillas romanas, sus fuentes y lavanderías, su viejo pueblo y sus murallas. Lado difícil a pesar de algunos falsos-planos los cuales no necesariamente placen a todo el mundo. Larga línea recta de más de 1km, de nunca acabar, con un fuerte porcentaje justo antes del Mont Serein.

La travesía del Massif des Cèdres es la recompensa por el duro día: nada de carros, ni de peatones, la calma es absoluta. El ciclista puede percibir su soledad y vislumbrar dos veces la cima del gigante.
Comenzando desde la ruta de Bédoin durante 9 km. Girar a la izquierda sobre el Massif des Cèdres (inicio de la Ruta boscosa). Aviso de Contravía, solo residentes. Continuar por 11 km (vía en malas condiciones) para tomar la ruta de Malaucène, a 1.5 km por encima del Mont Serein. Continuar hasta la cima.

En la tierra de grandes extensiones, circulando por los pequeños caminos bordeados de lavanda, descubrimos los productos del campo, el patrimonio romano, el encanto y el clima de las tierras altas. Esta es la ruta menos difícil la cual parte de Saulta una altura suficientemente elevada.


Rutas

Altitud inicial
máx 760 m - Sault
min 290 m - Bédoin/Ruta boscosa
Altitud final
1909 m
Distancia
máx 25.8 km - Sault
min 21.2 km - Malaucène
Desnivel
máx 1620 m - Bédoin/Ruta boscosa
min 1210 m - Sault
Pendiente media
máx 7.5 % - Bédoin/Malaucène
min 4.7 % - Sault
Pendiente máxima
máx 14.0 % - Malaucène
min 12.5 % - Bédoin/Ruta boscosa/Sault



↑ Top